sábado, 7 de abril de 2012

Bajo el antifaz

Ya es Sábado Santo y estamos apunto de celebrar la Resurrección de Nuestro Señor. El punto culmen de una nueva Semana Santa que se nos escapa de las manos al igual que el pasado Miércoles Santo, relevo tras relevo, veíamos como se esfumaba de nuestra cerviz una trabajadera que tardará un año en volver a ser parte indisoluble de nuestro cuerpo. 

Sin duda ha sido un Miércoles Santo de éxtasis y la cuadrilla de costaleros de nuestra hermandad ha derramado en ambos pasos un oficio y un trabajo digno de ser recordado durante muchos años, gracias sobre todo al trabajo del cuerpo de capataces y contraguías bajo las órdenes de Fernando Chiachío. 

Pero en esta entrada, queremos homenajear aquellos hermanos que nunca vestirán el costal y la faja, aquellos hermanos que visten la túnica año tras año y que conforman el escaso pero elegante cortejo de nazarenos de nuestra cofradía. Ellos nunca tendrán esa tarjeta de relevos que supondrá un pequeño descanso en la Estación de Penitencia y su boca llegará seca a San Lorenzo sin tomar una gota de agua. Para ellos quedará la Gloria Eterna de ser indisolubles a la Semana Santa, el sacro momento de la adoración al Santísimo Sacramento en la Santa Iglesia Catedral. Y porqué no, esa discreta mirada hacia atrás, mirando el paso y recordando para su memoria interior aquella marcha, la chicotá soñada, una levantá uniforme o una arriá perfecta.

Y puede que suceda que alguno de ellos quisiera compartir con todos esos momentos y escribiera al día siguiente:

Tras los pintores de las Cuevas de Altamira o del Barroco, escultores, artesanos medievales, grabadores del Renacimiento, músicos...Se ha unido a este gremio de ARTISTAS la Cuadrilla del Señor de San Lorenzo. Simplemente: gracias por existir -

A todos vosotros nazarenos, gracias, gracias por ser el sendero de Luz que nos guía camino de Dios y que nos arropa de vuelta a San Lorenzo.

A ti Carlos, por ser fiel a tu sangre y por seguir soñando con nosotros, año tras año, bajo el antifaz.

4 comentarios:

  1. Tomás Martínez7 abr. 2012 13:10:00

    Si me siento orgulloso de pertenecer a la cuadrilla del Calvario-Mayor Dolor, más orgulloso estoy aún de ser hermano de la cofradía del Señor de San Lorenzo.

    ResponderEliminar
  2. Ha sido un Miércoles Santo de esos que se quedan para siempre en la retina y en el recuerdo. Ya era un día especial para mi por motivos que quedan entre Él y yo, pero vosotros con vuestro arte y esfuerzo lo habeis hecho insuperable, cargado de esos momentos que quedan para siempre en el corazón.
    Gracias a vosotros capataces y costaleros, espero y pido al Señor que sigais formando esa piña que tanto puede aportar a la Hermandad.
    Gracias a los hermanos que tanto han trabajado para que Nuestros Titulares lucieran con tanto esplendor. Gracias por su labor tan callada y a la vez tan importante.
    Gracias a Ellos por haberme permitido estar ahí en medio.
    Que siempre sepamos seguir las órdenes de nuestro Capataz y a la Madre del Mayor Dolor un ruego: que me deje acompañarla de nuevo el año que viene.PPV

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por esta entrada...
    Siento la Cuadrilla como parte de mí... y hacéis que aquellos que acompañamos a Nuestros Titulares nos sintamos orgullosos de esta Hermandad.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por la entrada también de mi parte...
    Habéis hecho feliz a mi niño; sabéis que, aunque no le es posible, nada le gustaría más que cargar sobre su cuello al Señor de San Lorenzo y pasearlo por Córdoba cada Miércoles Santo.
    Sí que se siente uno más y, en verdad os digo, que yo cada vez siento más mía a la Hermandad y esa maravilla de Titulares.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...